29 Ago 2010

La fotografía digital: los mil y un metadatos

Por Julian Moyano

El verano suele ser buen tiempo para hacer fotografías en el ámbito doméstico. Con o sin vacaciones, se aprovecha de cualquier viaje, encuentro, fiesta popular.... para realizar algunas tomas. Algunas de ellas irán a parar a una red social, y la gran mayoría a una carpeta identificada, en el mejor de los casos, con la fecha y el nombre del evento.

Desde la revolución digital fotográfica de los 90 del pasado siglo ha habido un antes y un después, con la fotografía. La era digital cambió el panorama analógico, y una foto en unos segundos se publica en un medio de comunicación de masas, blog, o fotoblog, permitiendo su acceso y consulta a millones de personas. Tanto los particulares, como los profesionales de la fotografía han multiplicado su producción, y en la actualidad es fácil volver del verano con más de 400 fotografías en una o varias tarjetas de almacenamiento externo.

Este número descomunal de testimonios está acompañado individualmente de metadatos, que permiten mostrar mucha más información de la que ofrece la imagen en sí. Los metadatos se incrustan en la fotografía como si de una huella dactilar se tratara desde el mismo momento en que se grava en el soporte digital.

 

Pero los metadatos que pretenden ayudar en la gestión y posterior tratamiento de las fotografías están inmersos en un constante proceso de cambios, ofreciendo nuevas estructuras, y modelos que pueden dificultar su recuperación. ¿De qué sirve “marcar” con metadatos una fotografía si no se dispone del lector o decodificador apropiado para su consulta?

Sin ánimo de profundizar veamos algunos metadatos y opciones de marcado que ofrecen las fotografías obtenidas con cámaras digitales.

De esta fotografía podemos hacer click izquierdo con el ratón sobre su ubicación en nuestro ordenador, tanto en Ubuntu (Propiedades-Imagen) como en Windows (Propiedades-Detalles), y ver qué datos nos ofrece.

Algunos de los datos ofrecidos son los metadatos que incrusta la cámara en la imagen en el instante que se almacena la fotografía, denominados este conjunto de metadatos como Exif.

Con los metadatos Exif podemos obtener características físicas de la fotografía, datos técnicos de la toma, información sobre el dispositivo, coordenadas del lugar de captura, makernote.... datos que variarán según el equipo fotográfico que utilicemos.

 

Datos Exif, propiedades imagen Ubuntu.

Además de estos metadatos que vienen por defecto, podemos añadir otros parametros al conjunto Exif, si usamos algún software de edición fotográfica. Se puede dar un Título, añadir Autor, establecer los derechos, y también se puede insertar tantos tags como creamos convenientes basados en texto libre o lenguajes controlados. Y así, si sumamos los datos Exif que aporta la cámara y los que añadimos nosotros tenemos una valiosa información descriptiva de la imagen.

Datos Exif añadidos, propiedades imagen Windows.

El conjunto Exif son metadatos que podemos utilizar de muy diversa forma, y sobre todo saber que procesos ha seguido la imagen, e incluso el estilo del autor en materia de enfoque, iluminación.... También el autor puede aportar una explicación en estos metadatos si una fotografía ha sido retocada.

 

En los grandes medios de comunicación, y agencias de prensa, para la gestión de sus fotografías se utilizan otros tres tipos de metadatos el IPTC, XMP, y desde hace unos años el IPTC Core.

 

El conjunto de metadatos

 

Modelo de metadatos IPTC utilizando DigiKam

 

Otros grupo de metadatos es el XMP (Extensible Metadata Platform). XMP es un estandar utilizado por productos de Adobe desde el 2001, en él se define un modelo de metadatos que puede ser usado en documentos PDF, fotografías (JPEG, TIFF, RAW -los metadatos XMP en RAW se guardan en archivo sidecar-....), y ficheros de edición PSD, entre otros.

XMP se popularizó por el uso generalizado de uno de los software estrella de Adobe: el Photoshop. Pero esto no significa que XMP sólo se pueda editar y visualizar con el software de Adobe; otros muchos programas lo han utilizado, convirtiéndose en un conjunto de metadatos muy popular en los entornos de edición gráfica.

 

 

Modelo de metadatos XMP utilizando DigiKam

Tras el éxito del XMP, la International Press Telecommunications Council lanzó en 2005, el "IPTC Core" estándar de metadatos rendido al marco técnico de Adobe XMP.

 

Adobe Photoshop CS4 sigue utilizando XMP para sus fotografías, aprovechando elementos de los conjuntos de metadatos IPTC, Exif, y otros menos comunes.

 

Origen de algunos metadatos XMP extraidos por Adobe Photoshop, asignados previamente con DigiKam

La información añadida mediante sistemas de metadatos es muy difícil que se pierda, a no ser que los archivos se “guarden como” y se elimine este importante ADN, "the truth is in the file":

 

Fragmento de texto extraído de la fotografía, abierta como archivo de texto.

 

Tras ver algunos modelos de metadatos las pregunta son: ¿Y qué pasa con estos metadatos descriptivos y lenguajes de marcado que no están generalizados en nuestros centros de información? ¿cómo pueden convivir con Dublin Core, EAD, Marc-21, RDF.... que cada vez tienden más a acompañar a los items a modo de metadatos incrustados? ¿volvemos a la dicotomía producción-gestión diferenciando entre metadatos de los creadores y de los gestores?

Y estas cuestiones no solamente se producen en las fotografías, el XMP también se usa para la descripción de documentos PDF. Algunos gestores documentales como Alfresco, o EMC Documentum, viendo las numerosas posibilidades que ofrece este conjunto de metadatos, permiten recuperar la estructura XMP de los documentos (¡y fotografías!). Lo mismo que algunos programas de repositorios digitales, que tampoco obvian esta realidad.

Por otra parte sobre la descripción fotográfica y uso de metadatos, es interesante conocer algunas de las diferentes, y numerosas formas normalizadas en las que se podría describir una fotografía (recogiendo también los sistemas de metadatos) reflejados en el artículo de The Archival Photograph and Its Meaning: Formalisms for Modeling Images de Allen C. BENSON, El artículo analiza los problemas, o digamos posibilidades, a los que toca enfrentarse.

Y ya para acabar, y a modo de conclusión, en cualquier centro de información que trate materiales digitales fotográficos se debe disponer de diferentes editores de metadatos (Exif, XMP, ITCP, ITPC core....), para obtener la mayor información posible de las fotografías gestionadas, y evitar perder importantes datos descriptivos.

Tratar de buscar una única solución para aplicar modelos de metadatos y normas descriptivas en la fotografía puede ser un largo camino. Y está claro que en la actualidad existen numerosos modelos de descripción de fotografías atendiendo a estándares de metadatos, y normas, cuyos objetivos son los mismos: describir e identificar para poder recuperar. Conocer cual va a ser el más apropiado dependerá de nuestra valoración, atendiendo a los objetivos, entorno, necesidades, y posibilidades del centro de trabajo.

Algunos enlaces: